Menu

Una Educación sin Fronteras



Manual Interno de Convivencia Escolar


Rédigé le Lundi 24 Avril 2017 à 12:20 | Lu 424 commentaire(s)

Aprobado en Consejo de Establecimiento el 7 de diciembre de 2016 y actualizado en febrero 2017.


Preámbulo (*)

 El Lycée Jean d’Alembert es un establecimiento convencionado y homologado de la red de la Agencia para la Enseñanza Francesa en el Extranjero (AEFE).  Está dirigido por un Rector francés y administrado por la Corporación Educacional Francesa de Valparaíso.
 
El Lycée Jean d’Alembert tiene por finalidad preparar a sus alumnos para los diplomas franceses y chilenos y para el ingreso a los estudios superiores.
 
Es un lugar de educación, de desarrollo personal y colectivo que los prepara para su vida de adulto y de ciudadano.
 
El reglamento interno tiene por finalidad organizar la vida colectiva al interior del establecimiento, en todos los momentos escolares (períodos de clases, de almuerzo, de desplazamientos, de actividades extra programáticas…) incluidas las salidas al exterior en el marco de las actividades pedagógicas y educativas.  Permite dar a cada alumno las mejores condiciones de trabajo para alcanzar su ambición de excelencia. Fija los derechos y deberes de los alumnos y los compromisos de los adultos (apoderados, docentes, paradocentes, administrativos, auxiliares).
 
Para este efecto, cada miembro adulto de la comunidad educativa participa, según sus atribuciones y sus habilidades, al éxito del proyecto de establecimiento y se compromete con su aplicación y con el respeto del presente reglamento.
La inscripción de un alumno en el establecimiento significa la adhesión al proyecto educativo y a la totalidad de las disposiciones del presente reglamento y de sus anexos.
(*) El presente Reglamento se aplica a todos los usuarios de la infraestructura del establecimiento en el marco de actividades extra-programáticas.

FUNDAMENTOS Y DEFINICIONES

El presente reglamento se ajusta a la normativa legal actual vigente en Chile (Ley General de educación 20.370, Ley de Violencia Escolar 20.536, Ley de Inclusión 20.845, Circular nº 2 de la Superintendencia de Educación para los establecimientos particulares pagados), así como por la Convención de los Derechos del Niño, el respeto pleno a un enfoque de género y el énfasis puesto en un enfoque formativo.
 
Asimismo, este reglamento interno se enmarca dentro del Proyecto educativo institucional del Lycée Jean D’Alembert.
 
Los miembros de la comunidad escolar del Lycée Jean D’Alembert, (alumnos, apoderados y personal) abierto a todos sin distinción de origen o credo religioso, reafirman su adhesión a una cantidad determinada de valores y principios y se compromete a respetarlos y a hacerlos respetar. Porque ser libre y responsable significa elegir bien, la misión del Lycée Jean d’Alembert es transmitir conocimientos, valores y modelar el espíritu crítico de los alumnos. Para que todos puedan acceder a esta oportunidad, toda la comunidad escolar deberá favorecer un clima de confianza propio a la educación, trabajo de los alumnos y formación ciudadana.
 
Aceptar las diferencias, respetando siempre a los demás, es un primer paso hacia la tolerancia, condición indispensable para que funcione la comunidad.  Se tiene el derecho de expresión, pero, para ello, se debe utilizar un lenguaje adecuado, adoptar una actitud correcta y bien pensada ya que no existe libertad sin obligaciones.
 
El principio básico del laicismo es respetar todo tipo de doctrina política o religiosa y no imponer principios algunos. Para que seamos una comunidad compuesta de una multitud de convicciones y creencias, estaremos alerta para proteger a todos contra cualquier forma de violencia psicológica, física o moral y haremos hincapié en el deber consecuente de no ejercer violencia alguna e igualmente negarse a todo tipo discriminación. Es así como nuestro objetivo es la promoción del diálogo y del buen trato entre todos los miembros de la comunidad educativa.
 
El Lycée Jean D’Alembert ofrece un entorno escolar original. De hecho, brinda la oportunidad a todos de
evolucionar en un ambiente bicultural y trilingüe, fuente de enriquecimiento mutuo. Permite promover el trilingüismo al mismo tiempo que preserva la identidad de todos y establece el equilibrio entre las culturas chilena y francesa.
 
En el marco de estos principios, el reglamento interno tiene por objetivo determinar las reglas que regulan la vida en común y deberán ser aceptadas por todos los miembros de la comunidad escolar. Es deber de todos los padres y apoderados, incluyendo a aquellos que postulen por primera vez a sus hijos en este colegio conocer, estudiar y aceptar este reglamento, de tal modo que al incorporarse al colegio se hagan parte del cumplimiento de las normas del reglamento.
 
La Convivencia Escolar
 
La Buena Convivencia Escolar es tarea de todos.
 
La escuela es uno de los lugares privilegiados para el aprendizaje de la vida social. La “Buena Convivencia” es el resultado de todas las actitudes, comportamientos, acciones e iniciativas destinadas a mejorar el ambiente de vida, las relaciones y el respeto mutuo entre los miembros de la comunidad educativa. Todos los actores de nuestra comunidad escolar se comprometen a utilizar los medios de comunicación de manera respetuosa y no violenta para con los otros miembros de la comunidad. En la gestión de los conflictos o desacuerdos que pueden generarse, el diálogo directo debe ser privilegiado con un espíritu de apertura, de escucha y de apaciguamiento. Todo miembro de la comunidad escolar puede solicitar la mediación de la Dirección del Establecimiento o la asistencia de nuestros psicólogos.
 
Entendemos por ACOSO ESCOLAR toda violencia repetida que puede ser verbal, física o psicológica. El acoso se funda en el no respeto de la diferencia y en la estigmatización de ciertas características.
 
Consideramos que hay acoso cuando:
 
  • Las agresiones son repetidas y duraderas en el tiempo.
  • La relación entre el agresor o los agresores y la víctima es asimétrica. El acoso es inseparable del ejercicio de una situación de dominación.
 
El acoso puede adquirir numerosas formas más o menos visibles: lanzar los objetos, pellizcos, tirar el pelo, burlas, sobrenombres ofensivos, insultos, violencia física, chantaje, juegos peligrosos, aislar y la propagación de rumores.
 
El CIBER ACOSO es una variante del acoso y se basa en el uso de internet y de las nuevas tecnologías de comunicación (blogs, correos electrónicos, redes sociales, teléfonos celulares). Este tipo de acoso es favorecido por el anonimato y la ausencia de control de identidad que permite a los acosadores actuar con toda discreción. Se concreta por la recepción repetida de mensajes provenientes de diferentes fuentes y en el que el contenido está teñido de amenazas, de intimidación, insultos, chantaje o por la difusión de imágenes humillantes.
 
Entendemos por COMUNIDAD EDUCATIVA el conjunto de personas reunidas en un proyecto común al interior de una institución educativa, que disponen de derechos y deberes formalizados en un Reglamento Interno. Este grupo está compuesto por los alumnos, los apoderados, los equipos de profesores, el personal de educación, de salud y de Dirección. Por extensión, son considerados como miembros “temporales” de nuestra comunidad educativa a todas aquellas personas contratadas por un tiempo determinado para prestar servicios al establecimiento.

FRECUENTACIÓN, ASISTENCIA Y MARCO ESCOLAR

Título I: El colegio es un lugar de enseñanza, de trabajo y de educación
 
Artículo 1:
 
Los alumnos tienen el derecho a esperar un comportamiento ejemplar de los otros miembros de la comunidad adulta.
 
Los alumnos tienen el deber de cumplir con puntualidad y asiduidad todas las asignaturas que componen su horario, al igual que las salidas y actividades pedagógicas organizadas por sus profesores, dentro y fuera de su horario.
 
Las fechas de las vacaciones escolares están publicadas en la agenda y en el sitio web del establecimiento.
 
El establecimiento está abierto desde las 08:00 y hasta las 18:30 horas de lunes a viernes. El día sábado de 08:30 a 13:30 horas. La tarde del miércoles para los alumnos que no tienen clases se ofrecen talleres.
La primera hora de la mañana y de la tarde están marcadas por dos timbres.  El primero avisa a los alumnos que deben dirigirse a su sala, el segundo marca el inicio de la clase.  Todo alumno que ingresa luego del segundo timbre será considerado atrasado.
El establecimiento no se hace responsable por la vigilancia de los alumnos más allá de la jornada indicada en su horario.
 
Toda ausencia debe ser avisada al servicio de Vida Escolar en el menor plazo posible y justificada por escrito al momento de regresar el alumno a clases.  Le corresponde al Rector la aceptación del motivo de la ausencia.

Solo las ausencias respaldadas por un certificado médico no están sujetas a una autorización previa o a un visado del jefe de establecimiento. Las ausencias no justificables que excedan el 15% del horario de formación anual son causa de repitencia escolar.

Respecto de las inasistencias al colegio:
  1. Toda inasistencia debe ser justificada por el apoderado.
  2. Una inasistencia por razones de salud debe ser justificada mediante certificado médico.
  3. Se consideran inasistencias justificadas solo aquellas cuya causa sea una enfermedad, accidente o fallecimiento de un familiar.
  4. El colegio valida ante la comunidad educativa el calendario escolar del año siguiente en el segundo consejo de establecimiento, con sus períodos de clases y vacaciones. Las familias deben adecuarse a dicho calendario para realizar sus viajes familiares. Por lo tanto, las inasistencias por viajes no se considerarán justificadas.
  5. En otros casos de inasistencia compete solo a la Dirección o a quien ella delegue, determinar si las inasistencias son justificadas o no.
  6. Si un alumno(a) se ausenta, el día que regresa a clases debe presentar de manera obligatoria a Vida escolar, por escrito y/o el apoderado de manera presencial, el justificativo de la inasistencia.
  7. La presentación oportuna del justificativo de inasistencia es indispensable para poder rendir una evaluación atrasada.
 
De la entrada y salida:
 
La puntualidad, tanto en las entradas y salidas de clases, así como en el cambio de actividades, es necesaria para el buen aprovechamiento del tiempo y para facilitar el adecuado funcionamiento del colegio. Por otra parte, dentro de la formación humana la puntualidad denota responsabilidad, orden, fidelidad a los compromisos y respeto por los demás. Por ambas razones se buscará formar a los alumnos(as) en estos ámbitos.
 
En este sentido, si un alumno requiere retirarse del establecimiento, no podrá hacerlo sin autorización del CPE, de Enfermería o de un Director de ciclo, ni sin presentar su Agenda o Cahier de Liaison.
 
Artículo 2:
 
De los profesores, el alumno recibe una enseñanza que respeta los programas y una pedagogía adaptada a sus capacidades y necesidades. Los alumnos tienen derecho a tener evaluaciones regulares y correcciones comentadas que les sean puestas en conocimiento de manera oportuna. Igualmente, a los padres. La aplicación Pronote permite a los padres el seguimiento de la escolaridad de sus hijos: tareas de casa, evaluaciones escolares, ausencias…
Según sus necesidades, el alumno puede también ser beneficiario de un Proyecto Personal de Escolarización o de un Proyecto de Éxito Educativo.
De sus padres, el alumno recibe el acompañamiento, la atención, el apoyo y la motivación para sus estudios y su trabajo.
 
Del equipo de Vida Escolar y de Salud Escolar, el alumno es objeto de una atención constante en un marco escolar organizado, que le permite trabajar y desarrollarse.
Los alumnos pueden venir a trabajar al liceo fuera de sus horas de clases, dentro del tiempo de funcionamiento del establecimiento.
 
Los alumnos encuentran en el CDI los recursos documentales, consejos y condiciones propicias para el trabajo individual y colectivo.
 
El dispositivo de equivalencia de notas en escala francesa de 0 a 20 a escala chilena de 1 a 7 debe ser comunicado y explicado a las familias y a los alumnos.
Los alumnos deben implicarse con la misma constancia y regularidad en todas las disciplinas.
Los alumnos deben tener y mantener el material necesario para su aprendizaje: delantal para los TP de Ciencias, calculadoras, cuadernos y archivadores, equipo de deportes, uniformes del establecimiento para los alumnos de 6º a 1º Medio. (Anexos 1 y 2: Vestimenta escolar y vestimenta deportiva).
Los alumnos deben realizar el trabajo solicitado por sus profesores y entregar los trabajos y ejercicios hechos en casa en tiempo y hora requeridos.
Todos los alumnos deben preparar y presentarse a los exámenes nacionales franceses y chilenos.
 
Artículo 3:
 
Los alumnos deben poder construir un proyecto personal de orientación realista, acorde a sus aptitudes y a sus gustos.
Cada año es elaborado un programa de educación a la orientación, el que es presentado al Consejo de Establecimiento y comunicado a las familias.
Los padres están regularmente informados de los resultados obtenidos por sus hijos y de las proposiciones o decisiones tomadas en cuanto a la continuidad de su escolaridad.
Los alumnos deben participar en todos los programas de educación a la orientación que sean implementados para ellos.
 
Título II: El establecimiento es un lugar de aprendizaje de las reglas de vida en sociedad
 
Artículo 4:
 
Los alumnos tienen derecho a disponer de locales limpios, bien mantenidos y con equipamiento acorde.
Los alumnos deben respetar y mantener los locales, el material y los espacios exteriores en buen estado.
 
(Anexo Nº 8: Protocolo de buen uso de casilleros o lockers).
 
Artículo 5:
 
Los alumnos, al igual que el personal, tienen derecho a vivir en un entorno seguro, de calma y tranquilidad.
Cada uno tiene derecho al respeto de su persona, de sus opiniones, de su imagen y de su dignidad.  Todo miembro de nuestra comunidad tiene derecho al respeto de su integridad física y moral. (Anexo Nº 3: Protocolo de sana convivencia escolar); (Anexo Nº 5: Protección a los niños y adolescentes).
Cada alumno debe ser informado y formado ante riesgos mayores.
 
Ningún padre o visitante puede introducirse en el establecimiento sin ser identificado y haber obtenido el acuerdo del servicio visitado.
 
Solamente el Rector puede autorizar la intervención en el establecimiento de una persona ajena a la enseñanza o a apoderados que lo hagan benévolamente ante los alumnos.
 
Ningún objeto peligroso, producto tóxico o inflamable debe ser ingresado al establecimiento.
 
Está prohibido el comercio o venta de cualquier producto en el establecimiento.
 
El uso de teléfonos y de material de audio portátil está estrictamente prohibido al interior del establecimiento durante el desarrollo de actividades pedagógicas y/o culturales (clases, actos, etc.). Está estrictamente prohibido también al interior de los locales. Está permitido su uso en los patios y durante el horario de recreos, a condición de respetar la tranquilidad y el trabajo de los otros usuarios.
 
Está prohibida la violencia verbal o escrita, la violencia física, la vulgaridad en el lenguaje o en el comportamiento.  Cada uno debe tener una actitud y un comportamiento correcto y decente.  Está prohibido todo comportamiento y actitud susceptible de constituir una presión sobre otros alumnos, de perturbar el buen desarrollo de las actividades de enseñanza o de perturbar el orden en el establecimiento.  (Anexo Nº 4: Protocolo de gestión de la violencia entre los alumnos; Anexo Nº 5: Maltrato de un Adulto a un Menor).
 
El respeto a los dispositivos y normas de seguridad, la participación activa en los ejercicios organizados durante el año, son una obligación para todos los miembros de la Comunidad Escolar (Anexo Nº 6: Plan Integral de Seguridad Escolar (PISE) ex DEYSE.
 
De la misma manera, cada persona debe señalar a un miembro de la Dirección todo riesgo que haya podido identificar con el fin de que puedan ser tomadas inmediatamente las medidas pertinentes.
En caso de evacuación de las salas de clases –principalmente en caso de sismo- sólo el Rector o su representante está habilitado para autorizar la salida de los alumnos del establecimiento o el ingreso de los padres al establecimiento.  Una página web de urgencia (www.jdalembert.org) será activada en reemplazo de la página habitual, salvo en caso de corte de electricidad.  En aras de la seguridad, los padres deberán ceñirse estrictamente a las instrucciones que les serán entregadas por ese medio.
 
Artículo 6.
 
El aprendizaje de la autonomía forma parte integrante de nuestro sistema educativo.  Considera el contexto local y la madurez de los jóvenes.
Los equipos educativos y pedagógicos integrarán esta dimensión tanto en sus enseñanzas como en sus actividades. Los alumnos deben adquirir progresivamente derechos y responsabilidades en relación a su capacidad de ejercerlos.
 
Todos los alumnos deben presentar su “Carnet de Liaison” debidamente completado y firmado por los responsables legales cada vez que ingresen y se retiren del establecimiento.  Deben igualmente presentarlo a solicitud de cualquier miembro del equipo educativo y pedagógico.
 
Los alumnos de collège (6º a 1º Medio) están sujetos al estricto respeto de su horario, No están autorizados a salir durante las interclases. No pueden salir del liceo en caso de ausencia de un profesor salvo autorización parental y administrativa. Esta autorización de la familia debe quedar consignada en la Agenda o Cahier de Liaison. Los alumnos de Lycée (2º a 4º Medio) están autorizados a salir libremente fuera del horario de clases bajo su propia responsabilidad si son mayores de edad o con una autorización escrita de sus padres si son menores. Todos los aquellos alumnos que salgan al término de la jornada de la mañana y no regresen en la tarde perderán su derecho a salir.
 
Toda comunicación tanto de parte de las familias como de parte del establecimiento debe ser registrada en su libreta de comunicaciones.  Para certificar el acuse de recibo de las informaciones enviadas, tanto los padres como los miembros del equipo educativo deben firmar cada nueva comunicación.
Las informaciones a las familias y un boletín semanal de informaciones, son enviadas por vía electrónica.
Corresponde a cada familia señalar todo cambio de situación familiar o de datos.
 
Artículo 7:
 
La salud y el bienestar de todos los estudiantes es una prioridad en el establecimiento. Los alumnos tienen derecho a contar con el apoyo de un equipo psicoeducativo y a beneficiarse de un programa de prevención. Este equipo está conformado por:
  • Un técnico-paramédico
  • Una psicopedagoga
  • Un departamento de Psicología
 
La función principal de este equipo, es realizar un trabajo colaborativo y articulado con todos los niveles de escolaridad (Maternelle a Terminal), que se basa en la prevención y en la intervención en los ejes de salud escolar, convivencia escolar, desarrollo socio-emocional, conductas de riesgos, orientación escolar, necesidades particulares, entre otros.  Este trabajo se coordinará con los diferentes actores de la comunidad educativa, de manera de promover el compromiso de los alumnos y sus familias en los procesos formativos propuestos por el Proyecto de establecimiento.
Otra función de este equipo es asesorar a la Dirección ya al equipo en general en la formación del alumnado y en el desempeño profesional de los profesores y del personal del colegio.
Con la información que se obtiene en este equipo se orientará a los padres y madres de familia en la resolución de dificultades de sus hijos(as), buscando que la formación y apoyo entregado por el colegio a cada alumno(a) responda mejor a sus necesidades particulares dentro de nuestro sistema pedagógico.
El Departamento de Psicología del colegio no ha sido pensado para dar cobertura general a todo el alumnado del colegio, por lo que cualquier tratamiento particular a algún alumno que lo requiera deberá ser derivado a especialista externo al establecimiento. El Psicólogo/a referente de cada ciclo se coordinará con dichos especialistas cada vez que corresponda.
 
Por otro lado, Un Proyecto de Atención individual puede ser implementado para los alumnos que lo necesiten.
Los padres deben mantener a sus hijos en casa cuando se encuentren enfermos y venir a retirarlos a solicitud del técnico paramédico o de la administración.
En caso de accidente, el establecimiento tomará todas las medidas urgentes necesarias y avisará a la familia. (Anexo Nº 7: Protocolo de Primeros Auxilios).
El tabaco, el alcohol y las drogas están prohibidos en el recinto del establecimiento. (Anexo Nº 12. Protocolo de Actuación frente al porte y/o consumo de alcohol y drogas).
 
Los medicamentos ingeridos al interior del establecimiento deben ser previamente informados y registrados por la Enfermería con presentación de la receta médica.
En ningún caso un alumno enfermo o herido puede abandonar el establecimiento sin autorización de un miembro de la Dirección. (Anexo Nº 7: Protocolo de Primeros Auxilios).
 
Artículo 8:
 
DERECHOS Y DEBERES DE LOS ACTORES DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA
 
I.- ALUMNOS
 
SON DERECHOS DE LOS ALUMNOS:
 
  • Todos aquellos contemplados en la legislación nacional, así también como los establecidos en los Tratados Internacionales vigentes en territorio chileno.
  • Los alumnos tienen derecho a participar en la elaboración y aprobación del Reglamento Interno de Convivencia Escolar.
  • Disponer de un ambiente adecuado para el aprendizaje.
  • Todo alumno debe ser respetado y a no ser discriminado arbitrariamente.
  • Todo alumno tiene derecho a expresar su opinión. Derecho a ser escuchado.
  • Todo alumno tiene derecho a conocer las pautas evaluativas en cada asignatura.
  • Ser informado, previo a su registro de las observaciones que se realicen en su Hoja de Vida en el Libro de Clases o Registro Electrónico.
  • Recibir una atención adecuada y oportuna en caso de tener una necesidad educativa especial.
  • Todo alumno tiene derecho a estudiar en un ambiente tolerante, de respeto mutuo y que facilite el aprendizaje.
  • Ejercer cargos de representación de sus pares: Delegados de Curso; Centro de Alumnos.
  • Los alumnos tienen derecho a asociarse.
  • Todo alumno del establecimiento tiene derecho a apelar de una sanción o medida aplicada.

 

SON DEBERES DE LOS ALUMNOS

 
  • Todos los alumnos del Lycée Jean d’Alembert deben demostrar compromiso con su aprendizaje y su proceso escolar.
  • Todo alumno debe respetar a sus compañeros y a todos los miembros del personal del liceo.
  • Todo alumno debe participar en todas las actividades que el colegio organice y debe ser responsable.
  • Resolver sus conflictos, plantear inquietudes y ejercer su derecho a reclamo de modo respetuoso, formal y constructivo con la persona que corresponda y siguiendo los conductos regulares establecidos.
  • Asistir a todas las clases y actividades oficiales del establecimiento de manera puntual.
  • Todos los alumnos deben cumplir sus compromisos académicos (trabajos, pruebas, disertaciones, etc.) en las fechas señaladas por el establecimiento y/o por sus profesores.
  • Presentar su justificativo inmediatamente después de su inasistencia.
  • Cuidar las instalaciones escolares (mobiliario, infraestructura) y reponer cualquier daño o deterioro ocasionado.
  • Utilizar internet solamente para fines educativos y respetando las instrucciones dadas por el profesor o profesora (Ver Carta de Informática).
  • No interrumpir ni dañar el trabajo escolar de otros alumnos.
  • Cumplir con el Año Escolar Completo de acuerdo al calendario Oficial del Colegio.

III.- APODERADOS
 
SON DERECHOS DE LOS APODERADOS
 
  • “Los padres, madres y apoderados tienen derecho a asociarse libremente con la finalidad de lograr una mejor educación para sus hijos”. (Ley Nº 20.845 de Inclusión Escolar).
  • Los apoderados tienen derecho a participar en la elaboración y aprobación del Proyecto Educativo y del Reglamento Interno y de Convivencia Escolar.
  • Los apoderados del Lycée Jean d’Alembert tienen derecho a ser atendidos y escuchados oportunamente, previa solicitud de entrevista, respetando siempre el conducto regular.
  • Ningún apoderado puede ser discriminado.
  • Tienen derecho a ser informados y consultados de las decisiones relevantes que impactan en la formación de sus hijos.
  • Los padres y apoderados tienen derecho a ser informados de manera oportuna del rendimiento académico de sus hijos y de su comportamiento en el área de la Convivencia Escolar.
  • A recibir orientación y apoyo relativo a las dificultades de su hija o hijo en el ámbito personal y escolar.
  • A utilizar el conducto regular en casos de conflicto.
  • Ser respetado por toda la comunidad educativa.
  • Participar en la comunidad educativa de forma activa.
  • Ser representado en las instancias democráticas que correspondan; Sub-Centros de Padres y Apoderados; Asociación de Padres y Apoderados; Consejo de Escuela; Consejo de Establecimiento.
  • Conocer el Proyecto de Establecimiento, el Reglamento Interno, protocolos y todos los documentos formales de la institución.
  • Recibir información del proceso educativo de su pupilo.
  • Ser informado de la conducta y adaptación de su pupilo.
  • Realizar apelaciones en caso de que no estar de acuerdo con procedimientos disciplinarios, siguiendo los canales establecidos en el Reglamento Interno.
  • Solicitar entrevistas con Inspectores de Vida Escolar, Profesores, Directivos con la debida anticipación y respetando el conducto regular.
 
Respecto de los derechos de los padres o madres que no tienen el cuidado personal de sus hijos, “los sostenedores, las autoridades y en general, todos los funcionarios de los establecimientos educacionales, en relación al padre y a la madre, aunque no sean apoderados y no tengan el cuidado personal de sus hijos, están obligados a garantizar y respetar:
 
8 Su derecho a asociarse y a participar en las organizaciones de padres y apoderados.
8 Su derecho a participar en reuniones de apoderados.
8 Su derecho a tener acceso a los informes educativos del alumno de la misma forma que el padre o madre que está registrado como apoderado ente el establecimiento.
8 Su derecho a participar en actividades extraescolares, fiestas de fin de curso, paseos, día del padre o de la madre”. (ORD. Circular CRD Nº 0027, 11 ENE 2016. SUPERINTENDENCIA DE EDUCACIÓN).
 
 
SON DEBERES DE LOS APODERADOS:
 
  • Los apoderados están obligados a informarse, respetar y contribuir a dar cumplimiento del Proyecto Educativo Institucional y al Reglamento Interno de Convivencia Escolar.
  • Los apoderados del Lycée Jean d’Alembert deben respetar las normas de convivencia y las normas del funcionamiento del establecimiento.
  • Los apoderados deben apoyar los procesos educativos establecidos por el colegio y respetar las decisiones pedagógicas de los diferentes equipos profesionales del establecimiento.
  • Los apoderados tienen la obligación de hacer el seguimiento escolar de sus hijos en lo que se refiere a rendimiento escolar (notas) y en lo que se refiere a vida escolar (ausencias, atrasos).
  • Deben concurrir de manera oportuna a las citaciones que el establecimiento estima necesarias para apoyar el proceso escolar de su hija o hijo.
  • Los apoderados deben cumplir con los compromisos adquiridos con el establecimiento educacional.
  • Los apoderados deben respetar de manera rigurosa la normativa interna del establecimiento y brindar un trato respetuoso a todos los integrantes de la comunidad educativa (Ley de Inclusión, art. 1, letra g).
  • Asistir a las reuniones de apoderados y cada vez que se solicite su presencia.
  • Los Apoderados Delegados de Curso deben informar los acuerdos del Consejo de Profesores al resto. No obstante, debe guardar reserva sobre aquellos temas especificados como confidenciales. Además, debe comunicar cualquier información oficial que se le trasmita, así como motivar la participación del resto de los padres y apoderados.
  • Justificar las inasistencias de su hijo o hija en forma oportuna.
  • Proveer de materiales de trabajo escolar para sus hijos de forma oportuna.
  • No deben intervenir en conflictos con niños o niñas que no sean sus hijos, sin perjuicio de ejercer derecho de informar al colegio
  • Mantenerse informado a través de los medios oficiales del colegio: Sitio WEB; correo institucional; Agenda (Cahier de Liaison); PRONOTE para secundaria y Schooltrack para Primaria.
  • Es responsabilidad de los apoderados de alumnos(as) que han realizado sus estudios en el extranjero validar sus estudios en Chile, de acuerdo a las disposiciones del Ministerio de Educación.
 
 
II.- PERSONAL DOCENTE (Profesores)
 
SON DERECHOS DEL PERSONAL DOCENTE O PROFESORES:
 
  • Los profesores tienen derecho a participar en la elaboración y aprobación del Proyecto Educativo y del Reglamento Interno y de Convivencia Escolar.
  • Ser respetado por los alumnos/as y sus familias.
  • Exigir que se respete y aplique el Reglamento Interno y el Manual de Convivencia Escolar.
  • Contar con las condiciones necesarias para trabajar en un ambiente que facilite el aprendizaje.
  • El derecho de asociación.
  • Generar citaciones o retenues de los alumnos los días sábados y/o días hábiles de la semana fuera del horario regular de clases.
 
 
SON DEBERES DEL PERSONAL DOCENTE O PROFESORES:
 
  • Conocer y respetar el Proyecto de Establecimiento, el Reglamento Interno, los Protocolos y todos los documentos formales de la institución.
  • Dar a conocer a los alumnos y sus apoderados los objetivos de sus asignaturas.
  • Aplicar la evaluación diferenciada cuando ésta es solicitada y aprobada por dirección.
  • Implementar dispositivos de apoyo (PPRE, PAP, PPS, PAI) si el alumno/a lo requiere.
  • Mantener un trato respetuoso con todos los integrantes que la comunidad educativa.
  • Mantener información actualizada de su asignatura EN PRONOTE.
  • Informar al alumno de manera previa al dejar constancia escrita de algún incidente.
 
 
II.- PERSONAL NO DOCENTE (Asistentes de la Educación, Psicólogos, personal de Vida Escolar, otros)
 
SON DERECHOS DEL PERSONAL NO DOCENTE:
 
  • El Personal No Docente tiene derecho a participar en la elaboración y aprobación del Proyecto Educativo y del Reglamento Interno y de Convivencia Escolar.
  • Ser respetado por los alumnos y sus familias.
  • Conocer el Proyecto de Establecimiento, el Reglamento Interno, Protocolos y todos los documentos formales de la institución.
  • Conocer sus roles y funciones según su tipo de contrato.
  • Tener horarios definidos y que éstos sean respetados.
  • Ser representados en las instancias de toma de decisiones sobre el funcionamiento del establecimiento.
  • Participar en reuniones referentes a la convivencia escolar.
  • Hacer observaciones en la Hoja de Vida del alumno, avisando previamente a éstos.
  • Generar citaciones o retenues de los alumnos los días sábados y/o días hábiles de la semana fuera del horario regular de clases.
 
SON DEBERES DEL PERSONAL NO DOCENTE:
 
  • Conocer y respetar el Proyecto de Establecimiento, el Reglamento Interno, los Protocolos y todos los documentos formales de la institución.
  • Mantener en condiciones óptimas los espacios asignados para el desarrollo del trabajo educativo.
  • Garantizar el cumplimiento de las reglas y normativas que rigen al establecimiento.
  • Cumplir los horarios y roles determinados según sus funciones.
  • Apoyar el trabajo de los docentes y/o directivos según corresponda a su labor.
  • Mantener un trato respetuoso con todos los integrantes que la comunidad educativa.
  • Acompañar y apoyar a los alumnos en su proceso escolar.
 
 

 
 
Vida escolar y ciudadana
 
TITULO III: El liceo es un lugar de aprendizaje de la vida ciudadana
 
Advertencia
 
El liceo es un lugar de aprendizaje donde el error es posible y enmendable.  Por lo tanto, no constituye una entidad independiente y cada miembro de nuestra comunidad educativa puede ser susceptible de responder por sus actos ante la justicia chilena.
 
Artículo 9:
 
Laicismo, neutralidad y espíritu de tolerancia son los fundamentos de nuestro sistema educativo.
Cada uno tiene derecho al respeto absoluto de conciencia y debe ser respetado en su diferencia.
Los alumnos, al igual que sus familias, deben prohibir todo comportamiento, gesto o palabra que atente a la dignidad de la función y a la persona del profesor.
Igualmente, los alumnos y sus familias se comprometen al respeto mutuo al interior de la comunidad escolar.
 
El profesor debe prohibir todo acto de violencia, comportamiento, gesto o palabra que traduzca indiferencia o desprecio con respecto a un alumno, a su familia o a cualquier miembro de la comunidad escolar.
Cualquier actitud, comunicación escrita u oral que revista un carácter discriminatorio (sexista, homofóbico, racista, xenófobo…) están proscritos.
 
Artículo 10:
 
Los alumnos tienen derecho de expresión e instancias en las cuales representan a sus compañeros y donde pueden tener derecho a voto:
 
  • Consejo de delegados, Consejo de Vida liceana
  • Consejo de establecimiento
  • Comité de Convivencia
  • Centro de alumnos
  • Comité de Educación a la salud y a la vida ciudadana
 
Los alumnos o sus representantes deben disponer de un panel de información.
Los padres de alumnos elegidos participan en el Consejo de Establecimiento y en el Consejo de Escuela.
 
Toda publicación o comunicación de los alumnos está sometida al acuerdo previo del jefe de establecimiento.  Ello, con un afán de protección: la responsabilidad personal, civil y penal de los redactores está comprometida desde el momento que es objeto de una publicación sea cual fuere el canal de difusión.
 
El Rector puede suspender o prohibir la difusión de una publicación, reunión o manifestación en caso de atentado grave a los derechos del otro o al orden público.
 
Artículo 11:
 
El alumno debe ser notificado e informado de toda falta a sus obligaciones escolares. Puede serle impuesta una reparación o sanción como modo de aprendizaje de las reglas de vida en colectividad, de justicia y de equidad de trato entre los alumnos
 
Los alumnos deben respetar sus compromisos escolares.  En caso contrario, se exponen a la aplicación de una sanción por parte de los miembros de la comunidad pedagógica o educativa. Estas sanciones son las siguientes:
 
  • Advertencia oral o escrita y notificación a la familia.
  • Trabajo suplementario.
  • Confiscación de objetos peligrosos o cuyo uso esté prohibido en todo o en parte del establecimiento.
  • Horas de permanencia fuera de las horas de clases o el sábado en la mañana.
 
 
Artículo 12:
 
Los alumnos, sus representantes legales o el personal del establecimiento tienen la posibilidad de hacer valer el respeto de sus derechos ante el Jefe de Establecimiento o Rector, el único habilitado para pronunciar una sanción disciplinaria.
 
En caso de actos que atenten contra las personas o los bienes, de faltas graves a las obligaciones escolares, el jefe de establecimiento puede decidir comprometer un procedimiento disciplinario que puede culminar en:
 
  • Advertencia escrita dirigida a la familia por el jefe de establecimiento.
  • Sanción escrita dirigida a la familia.
  • Medidas de responsabilidad: esta medida consiste en participar, fuera de las horas de clases, en actividades de solidaridad, culturales o de formación o la realización de una tarea con fines educativos al interior del establecimiento o en una estructura elegida por el establecimiento.
  • Exclusión temporal del establecimiento no pudiendo exceder a 5 días, a iniciativa del Jefe de Establecimiento, con o sin consulta al Consejo de Disciplina.
  • Exclusión definitiva del establecimiento por decisión del Rector. En este caso, el Rector puede consultar o no al Consejo de Disciplina.
 
 
 

Artículo 13:
 
CONSTANCIAS DISCIPLINARIAS Y/O EDUCATIVAS.
TIPOLOGÍA Y GRADUALIDAD DE LAS FALTAS DE DISCIPLINA Y RESPONSABILIDAD
 
 
1.- OBSERVACIONES, CONSTANCIAS O REFUERZOS POSITIVOS
2.- FALTAS LEVES
3.- FALTAS GRAVES
4.- FALTAS GRAVÍSIMAS
 
 
1.- VALORIZACION DEL COMPROMISO DE LOS ALUMNOS CON SU ESCOLARIDAD Y CON EL EXITO DEL COLEGIO
 
El compromiso positivo de un alumno o de un grupo de alumnos puede ser destacado por todo miembro del equipo pedagógico o educativo que quiera poner en relevancia una actitud, conducta o iniciativa positiva durante una actividad escolar o extraescolar, tanto al interior como al exterior del establecimiento.
 
Los méritos de los alumnos son puestos en conocimiento de los padres o de la comunidad escolar en todos los soportes de comunicación existentes: apreciación en un trabajo escolar, Boletín Trimestral, Agenda, Boletín de Información Semanal, en el sitio Web del establecimiento y/o a través de un comunicado.
 
  • Presentación personal impecable.
  • Mantención de útiles y cuadernos al día y en excelente estado.
  • Manifestar una actitud de respeto y colaboración permanente con los profesores.
  • Demostrar la capacidad de reconocer sus errores y aprender de ellos para no repetirlos.
  • Colaboración permanente para mantener y proteger el mobiliario del colegio.
  • Colaboración permanente para mantener el aseo de las dependencias del colegio.
  • Participar positivamente en clases
  • Intención permanente para resolver de manera pacífica los conflictos respetando siempre al otro.
  • Demostración de esfuerzo permanente para mejorar su proceso escolar y/o superar sus dificultades.
  • Participación destacada en actividades extraprogramáticas y/o de representación del colegio.
 
 
 
2.- FALTAS LEVES
 
Son conductas y/o actitudes que perturban el buen desarrollo del proceso escolar. Están relacionadas a la falta de responsabilidad en el cumplimiento de sus deberes escolares y no atentan contra la integridad física o psicológica de otros miembros de la comunidad. La repetición (TRES VECES) de una Falta Leve lleva a su transformación en una Falta Grave.
 
  • No portar su Agenda Escolar (Libreta de Comunicaciones) cuando se le solicite.
  • No presentar oportunamente el justificativo firmado por su apoderado a Vida Escolar después de una ausencia.
  • No presentarse con tareas, trabajos encomendados por el profesor en la fecha prevista.
  • No firmar ni archivar las pruebas de cada asignatura (Válido para Sexto y Séptimo Básico).
  • Presentarse a clases sin el material escolar necesario: libros, estuches, tenida deportiva. No portar capa para el laboratorio.
  • Olvidar en forma repetida los útiles personales en el colegio.
  • No ingresar a clases y/o faltar a clases sin aviso previo del apoderado a la jornada de la tarde, habiendo estado presente en la jornada de la mañana.
  • Presentarse al establecimiento sin su tenida escolar reglamentaria.
  • Uso de celular, reproductor de música o cualquier objeto electrónico durante una clase.
  • Llegar atrasado a clases
  • Uso descuidado de sus materiales de trabajo escolar, objetos personales y tenida escolar
 
 
MEDIDAS, EFECTOS O CONSECUENCIAS DISCIPLINARIAS DE LAS FALTAS LEVES
 
  1. Advertencia oral del adulto que constató la falta. El objetivo de esta intervención es de hacer ver al alumno el incumplimiento a sus obligaciones, para que éste lo remedie de inmediato.
  2. La repetición de una Falta Leve podría ser sancionada con una citación al día sábado o un día hábil de la semana fuera de su horario de clases para realizar un trabajo de reflexión o un trabajo escolar específico. Esta citación puede ser solicitada por todo el personal del establecimiento al CPE, previa presentación de un Informe de Incidente en PRONOTE.
  3. Amonestación escrita en PRONOTE, con Información escrita al apoderado en PRONOTE.
  4. La repetición de una Falta Leve (mínimo tres veces) puede transformarla en una Falta Grave y genera la aplicación de sanciones correspondientes.
  5. Citación del apoderado en presencia del alumno.
  6. Toda Medida aplicada es susceptible de ser apelada en un plazo máximo de quince días contados desde el momento en que la medida o sanción fue informada. La apelación debe ser escrita ya sea, en papel o vía correo electrónico y debe ser dirigida al Rector. Debe ser firmada por el apoderado y el alumno.
 
Procedimientos a aplicar en casos de Faltas Leves
 
  1. Los atrasos reiterados y sin justificación pueden generar citaciones a trabajo Suplementario el día sábado de 08:30 a 10:00 horas o un día hábil de semana fuera del horario de clases del alumno. La medida se analiza, caso a caso y dependerá de los atenuantes que se consideren.
  2. Un alumno que cometa una falta leve de conducta será entrevistado por su Profesor Jefe para generar una reflexión que le permita generar un cambio. La reiteración de Faltas Leves ameritará la aplicación de otras medidas contempladas en el Reglamento Interno. Todas las intervenciones que se hagan con un alumno o alumna deberán ser registradas en PRONOTE o programa informático de seguimiento de los alumnos.
  3. Todas las faltas, serán avisadas al apoderado a través de PRONOTE.
 
 
 
 
 
3.- FALTAS GRAVES
 
Estas faltas implican actitudes y comportamientos que atentan contra la Sana Convivencia Escolar y la integridad física y/o psicológica de compañeros y/o adultos del establecimiento. Implica también un rechazo a la autoridad de los adultos, de restarse de manera voluntaria de las obligaciones escolares, actitudes evasivas, de fraude o de faltar a la verdad. También apuntan al deterioro intencionado del equipamiento y de local, como asimismo a la utilización de objetos potencialmente peligrosos.
 
La repetición de una Falta Grave (mínimo dos veces) conduce a transformarla en una Falta Gravísima.
 
  • Reiteración de Faltas Leves (dos).
  • No respetar las indicaciones o instrucciones dadas por los adultos del establecimiento.
  • Responder de manera insolente o demostrar una actitud irrespetuosa y/o grosera hacia un profesor o cualquier miembro de la comunidad educativa.
  • Copiar o hacer fraude en pruebas. Plagiar trabajos de otro compañero. Copiar en prueba mediante cualquier medio.
  • Faltar a la verdad en el ámbito de su proceso escolar y en su relación con las personas de la comunidad educativa.
  • Prestar su Agenda Escolar (Libreta de Comunicaciones) o utilizar otra para salir del establecimiento.
  • Salir del establecimiento sin autorización del apoderado, durante la jornada escolar (fuga).
  • Develar aspectos, indicando nombres que fueron tratados en Consejos de Profesores (corresponde a los Delegados de Curso).
  • Todo comportamiento que se genere durante una Salida pedagógica, Viaje de Estudios, paseos de curso y/o en los vehículos de Transporte Escolar que ponga en riesgo su propia integridad o la del grupo.
  • Faltar en forma manifiesta y reiterada a las evaluaciones sin ningún tipo de justificación oportuna.
  • No ingresar a clases o restarse de actividades oficiales y regulares del colegio estando en su interior (clases, actos u otras ceremonias).
  • Apropiarse de cuadernos, libros u otros objetos ajenos aunque sea por broma.
  • Rayar, hacer grafitis en el mobiliario escolar y en las instalaciones del colegio.
  • Interrumpir o perturbar el normal desarrollo de una clase y/o actividad pedagógica conversando o utilizando objetos electrónicos.
  • Utilizar fósforos, encendedores y/o cualquier objeto inflamable al interior del colegio.
  • No cumplir una citación oficial o citación especial sin una justificación debida.
  • Ser expulsado de una clase o actividad pedagógica.
  • Negarse a realizar una evaluación
  • Lanzar comida al piso en la cantina y en los lugares de colación. Lanzar comida a compañeros.
  • Ingresar a una sala u otra dependencia sin estar autorizado por algún miembro de la Dirección, profesor o Inspector de la Vida Escolar.
  • Presentarse con retraso a un examen sin justificación del apoderado.
 
 
 
 
 
 
 
Procedimientos a aplicar en casos de Faltas Graves
 
  1. El o los alumnos que cometan Faltas Graves serán entrevistados por el Profesor Jefe y/o Personal de la Vida Escolar con el fin de reflexionar sobre lo ocurrido e intentar que el alumno no repita su comportamiento o actitud inadecuada. Quedará registro escrito de esta entrevista o conversación en PRONOTE.
  2. En caso de ser necesario, se citará al apoderado para conversar con él o ella en presencia del alumno y señalar que podría ocurrir desde el punto de vista reglamentario si el alumno repite este tipo de comportamiento o repite una actitud inadecuada calificada como grave. Quedará registro escrito en PRONOTE.
  3. Todas las Faltas Graves serán informadas al apoderado vía PRONOTE.
 
 
MEDIDAS, EFECTOS O CONSECUENCIAS DISCIPLINARIAS DE FALTAS GRAVES
 
  1. Anotación de la Falta en PRONOTE y convocación del apoderado –si fuese necesario- por el Profesor Jefe, personal de Dirección o la Vida Escolar para comunicar medidas de reparación, educativas y/o la aplicación de la sanción.
  2. Entrevista con el apoderado en presencia del alumno.
  3. La comisión de Faltas Graves conlleva la aplicación inmediata de Medidas Reparatorias, Educativas y/o Sanciones. Para ello, se considerarán Atenuantes y Agravantes.
  4. Convocación del alumno para un trabajo de reflexión el sábado en la mañana o un día hábil de la semana fuera del horario de clases del alumno. En caso de ausencia de éste a la citación, no podrá reintegrarse al colegio sin la presencia de apoderado. La citación será trasladada al sábado siguiente o a otro día hábil de la semana.
  5. Cumplimiento de una tarea en beneficio de la comunidad escolar.
  6. La repetición de una Falta Grave (dos veces) puede provocar de inmediato una exclusión temporal del alumno. El apoderado es convocado e informado por escrito de la exclusión, vía PRONOTE.
  7. La repetición de una Falta Grave (más de dos veces) puede conducir a la NO Renovación de la matrícula en el establecimiento para el año siguiente. Esta medida es tomada por el Rector. Si el Rector lo estima necesario, puede convocar al Consejo de Disciplina, organismo de consulta y asesoría.
  8. Toda Medida aplicada es susceptible de ser apelada en un plazo máximo de quince días contados desde el momento en que la medida o sanción fue informada. La apelación debe ser escrita ya sea, en papel o vía correo electrónico y debe ser dirigida al Rector. Debe ser firmada por el apoderado y el alumno.
 
 
4.- FALTAS GRAVÍSIMAS
 
Constituyen actitudes o comportamientos que implican atentar gravemente la Sana Convivencia escolar, la integridad física o psicológica de un miembro de la comunidad educativa, sean éstos al interior como fuera del establecimiento. Comportamiento que generan deterioro intencionado de los edificios y las instalaciones del establecimiento. Incluye todo acto o conducta identificada en la Ley como Delito y susceptible de implicar investigación judicial. Igualmente, es considerado Gravísimo la repetición de Faltas Graves.

 
 
  • Reiteración de Faltas Graves (tres veces).
  • Entrar subrepticiamente al colegio (a escondidas) o a clases, tratando de engañar.
  • Proferir insultos durante una hora de clases o actividad oficial del colegio a cualquier miembro de la comunidad educativa.
  • Falsificar la firma de su apoderado con el fin engañar al profesor y/o al Departamento de Vida Escolar.
  • Destruir o deteriorar el material y/o los edificios del establecimiento en forma intencional: mobiliario, computadores, casilleros, grafitis en muros.
  • Fumar, consumir y/o introducir productos ilícitos, en el establecimiento o en sus alrededores. (En este aspecto se incluye al tabaco, bebidas alcohólicas y drogas).
  • Hurtar dinero o cualquier objeto como: material escolar de uso permanente; objetos electrónicos y otros.
  • Vender cualquier tipo de producto al interior del establecimiento, salvo la concesión del casino que está habilitada legalmente para ello o en ocasiones especiales como la Kermesse u otra actividad que cuentan con autorización del Rector.
  • Lanzar objetos en la sala de clases. Lanzar piedras, bombas de agua, huevos o cualquier otro alimento con el fin de ensuciar o dañar a un compañero o las dependencias del colegio.
  • Cometer y/o participar en actos que atenten contra la integridad física y/o emocional de una persona. Agredir verbal y/o físicamente a compañeros.
  • Protagonizar o colaborar con hechos de acoso escolar u hostigamiento en cualquiera de sus formas (“Bullying” / “Harcèlement”).
  • Tomar el nombre de una persona del colegio sin su debida autorización.
  • Faltar a compromisos establecidos con anterioridad que perjudican el trabajo escolar de compañeros y/o del colegio.
  • Captar imágenes y/o sonidos con cámaras, teléfonos u otros objetos electrónicos de compañeros u otros integrantes de la comunidad educativa sin el debido consentimiento de éstos.
  • Enviar, difundir o desplegar, mensajes, fotos y/ o retratos ofensivos por cualquier medio de comunicación.
  • Desacato o desobediencia a un adulto referente del colegio.
  • Participar o incitar a juegos peligrosos, humillantes o de violencia física.
  • Ingresar al colegio todo tipo de objeto corto punzante. Se incluye el porte de cuchillo cartonero.
  • Manipular indebidamente programas informáticos al interior del colegio; intervenir la Red Eléctrica o de Agua Potable, generando trastornos en el suministro.
  • Levantar falso testimonio o difundir rumores de algún miembro de la comunidad Escolar.
  • Responder con lenguaje soez o con gestos vulgares a cualquier miembro de la Comunidad Escolar.
  • Quitar la colación a compañeras o compañeros y/o pedir dinero bajo amenaza (constituirá un agravante cuando lo señalado se produce con niños más pequeños).

 
Procedimientos a aplicar en casos de Faltas Gravísimas
 
  1. El o los alumnos que cometan Faltas Gravísimas serán entrevistados por el Profesor Jefe, Personal de la Vida Escolar y/o Personal de Dirección en presencia de Apoderado. Quedará registro escrito de esta conversación o entrevista.
  2. La comisión de Faltas Gravísimas conlleva la aplicación inmediata de Medidas Reparatorias, Educativas y/o Sanciones. Para ello, se considerarán Atenuantes y Agravantes. Todas estas medidas quedarán registradas en PRONOTE.
  3. El apoderado será informado en detalle de lo que puede significar la repetición de una Falta Gravísima: No Renovación de la matrícula para el año siguiente, Expulsión o Exclusión definitiva del colegio.
 
 
EFECTOS O CONSECUENCIAS DISCIPLINARIAS DE FALTAS GRAVÍSIMAS
 
  1. Citación inmediata del Apoderado en presencia del alumno, por parte de un miembro de la Dirección.
  2. Reparación del daño generado mediante trabajos escritos, trabajos especiales realizados por el alumno frente a un curso, disculpas públicas en presencia de un adulto referente, reembolso de los gastos de reparación –si los hubiere- por parte de los apoderados.
  3. Suspensión o exclusión temporal del Establecimiento por decisión del Rector. Esta exclusión no podrá exceder los cinco días.
  4. No Renovación de Matrícula para el año escolar siguiente. Esta decisión es tomada por el Rector del establecimiento y se aplica cuando el alumno comete una falta gravísima o por reiteración de éstas. Si el Rector lo estima necesario, puede convocar al Consejo de Disciplina, organismo de consulta y asesoría.
  5. Expulsión o cancelación de la matrícula. Esta medida de carácter excepcional es tomada por el Rector del establecimiento. Para un mejor proceder, el Rector puede convocar al Consejo de Disciplina para conocer su opinión.
  6. Previo al inicio del proceso de expulsión o cancelación de la matrícula, el Rector deberá informar a los padres, madres o apoderado.
  7. Toda medida o sanción aplicada es susceptible de ser apelada en un plazo máximo de quince días contados desde el momento en que la medida o sanción fue informada. La apelación debe ser escrita ya sea, en papel o vía correo electrónico y debe ser dirigida al Rector. Debe ser firmada por el apoderado y el alumno. En el tratamiento de la apelación, el Rector podrá consultar al Consejo de Disciplina y/o Consejo de Profesores, el que se pronunciará por escrito tomando en consideración los informes técnicos, médicos, psicológicos u otros que hayan sido presentados.
 

EXPULSION DEFINITIVA DE UN ALUMNO
Consideraciones Específicas
 
  1. Es una medida de carácter excepcional.
  2. El colegio implementará estrategias de apoyo para todo alumno que presente una problemática de mal comportamiento reiterado. Esta decisión de apoyo personalizado (tanto en lo que se refiere al dominio académico, como al actitudinal y personal) no podrá llevarse a cabo sin la colaboración estrecha de la familia. Esta estrategia será implementada por el Equipo Pedagógico, Psicólogo, Profesionales Externos, la Familia y el Director o Directora de Ciclo correspondiente. También participará en esta estrategia de apoyo la Comisión de Vida Escolar.
  3. Si un alumno o alumna, a pesar de los apoyos y seguimiento especial continúa repitiendo comportamientos que ponen en riesgo la integridad física o psíquica de otras personas (alumnos o adultos), que interrumpen seriamente el proceso académico o las actividades escolares y cuando la conducta pone en riesgo gravemente la infraestructura del colegio, el Rector citará al apoderado y en presencia del alumno se le informará que se abrirá un expediente de NO Renovación de Matrícula para el año siguiente o de expulsión cuando el alumno no de señales de cambio.
  4. Cuando se abre un expediente de Expulsión, el Rector informará por escrito y de manera presencial a la familia en presencia del alumno. Además, si lo considera necesario, el Rector solicitará la constitución del Consejo de Disciplina para que estudie la situación en particular. El Consejo de Disciplina constituye una instancia de consulta, la que, luego de estudiar el caso en detalle, emitirá un documento escrito con la opinión y/o sugerencia dirigido al Rector del Establecimiento. En este Consejo de Disciplina pueden asistir los padres y el alumno para formular sus descargos, sin embargo, no tienen derecho a voto. El Informe de este Consejo deberá ser firmado por todos sus integrantes.
  5. Toda medida decidida por el Rector es apelable en los plazos establecidos en este mismo Reglamento.
  6. La decisión, de expulsar o no a un alumno o alumna del colegio corresponde al Rector. Sin embargo, éste, puede considerar la opinión del Consejo de Profesores, para reconsiderar la aplicación de la medida.
  7. Una vez decidida la medida, el Rector citará a la familia para notificarla personalmente de la medida tomada. Esto lo hará en presencia del alumno o alumna.
  8. Cuando la decisión de expulsar un alumno sea tomada a partir del mes de septiembre de cada año, y, si el caso lo amerita, el colegio podrá, como sanción alternativa, decidir la No Renovación de Matrícula para el año siguiente, siempre y cuando la familia y el alumno, se comprometan a demostrar, por parte de este último, un comportamiento intachable por el resto del año escolar. Si el compromiso no se cumple, la medida será aplicada de inmediato. Para ello, sólo bastará la citación de la familia en presencia del alumno y la entrega de la notificación de la expulsión. Una vez informada la familia, el Rector a través del conducto regular, avisará a las autoridades ministeriales correspondientes.
 
 
EL CONSEJO DE DISCIPLINA
 
Es un Consejo Asesor del Rector y tiene como rol pronunciarse de manera colectiva sobre las sanciones más graves que estipula el Reglamento Interno de Convivencia Escolar. Es un organismo representativo, porque en él participan, el Rector, el Director de Gestión, el Consejero Principal de Educación, cuatro profesores, dos apoderados, tres alumnos. Su pronunciamiento se entiende en el marco de una sugerencia que, el Rector, puede o no considerar. Este Consejo, asesora al Rector cuando éste lo convoca con el fin de escuchar su opinión respecto de una medida de expulsión y/o Cancelación de la Matrícula. Está integrado por el Rector, el Director de Gestión de la Corporación Educacional, el Consejero Principal de Educación, cuatro profesores del Ciclo, dos padres o apoderados, 3 alumnos. En este Consejo también participa el alumno, eventualmente sancionado y sus padres, con el fin de hacer sus descargos delante de los otros miembros del Consejo.
 
La opinión del Consejo de Disciplina se toma en votación secreta al interior del mismo. Su acuerdo final debe ser entregado al Rector con la firma de todos sus integrantes.
 
 
 
 
 
 
5.- DE LOS ATENUANTES Y AGRAVANTES DE UNA FALTA
 
5.1.- Atenuantes
 
  • Reconocer inmediatamente la falta cometida y aceptar las consecuencias de ésta.
  • Manifestar arrepentimiento sincero por la falta cometida.
  • La inexistencia de faltas anteriores similares a la buena convivencia.
  • Inmadurez física, social y/o emocional del alumno responsable de la falta.
  • Presencia de alguna condición o variable personal, de carácter física, emocional y/o cognitiva, que interfiera en el buen juicio del alumno.
  • Presencia de alguna condición o variable familiar que interfiera en el buen juicio del alumno.
  • Encontrarse bajo tratamiento psicofarmacológico.
  • Actuar en respuesta a una provocación por parte de otros.
  • Actuar bajo presión o manipulación por parte de otro.
  • Haber realizado, por propia iniciativa, acciones reparatorias a favor del afectado o la afectada.
 
5.2.- Agravantes
 
  • Reiterar una misma falta en cualquier gradualidad.
  • Haber actuado con intencionalidad y/o premeditación.
  • Haber inducido a otros a participar o cometer la falta.
  • Haber abusado de una condición superior, física, moral o cognitiva, por sobre el afectado.
  • Presencia de discapacidad o condición de indefensión por parte del afectado.
  • Haber ocultado, tergiversado u omitido información antes y durante la indagación de la falta.
  • Haber inculpado a otro por la falta propia cometida.
  • Haber cometido la falta ocultando la identidad.
  • Cometer la falta pese a la existencia de una mediación o arbitraje escolar previo, en el que se hubiera acordado no reincidir en actos de esa naturaleza y/o no tener otros problemas de convivencia con el afectado.
  • Demostrar falta de arrepentimiento.
  • Cualquier tipo de violencia física o psicológica, cometida por cualquier medio en contra de un estudiante, realizada por un adulto y/o quien detente una posición de autoridad.
 
 
6.- MEDIDAS REMEDIALES Y SANCIONES DISCIPLINARIAS
 
                               Estas medidas se podrán aplicar a todos los alumnos o alumnas que incurran en faltas de responsabilidad y/o disciplinarias que hagan necesaria su activación. Estas medidas pueden aplicarse de manera simple o combinada. Las medidas podrán ser individuales o grupales.
 
 
6.1.- MEDIDAS FORMATIVAS
 
                               Son acciones o intervenciones educativas que tienen como objetivo generar una condición que permitan al alumno o alumna tomar conciencia de las consecuencias de sus actos, a responsabilizarse de ellos. Con este tipo de intervención se pretende desarrollar en todos los alumnos compromisos genuinos de responsabilidad, que faciliten su crecimiento como personal basado en el respeto por el otro en todo sentido.
 
                               En nuestro establecimiento estas Medidas Formativas pueden ser:
 
6.1.1.- Trabajo Escolar Especial. Esta medida se puede realizar al interior del colegio como fuera de él (en caso de ser aplicada una sanción por falta grave o muy grave). Consiste en proponer a través de un escrito o Guía, una reflexión personal acerca de la falta o hecho cometido, sus consecuencias y las formas de prevenirlas, estableciendo un compromiso personal libre y voluntario. Puede tomar la forma de un trabajo especial para exponer frente a sus compañeros del curso o de otros cursos.
 
6.1.2.- Servicio de Apoyo Educativo. Consiste en un encuentro o reunión formal y solemne con el alumno, alumna o los alumnos y alumnas involucrados en el o los hechos. Se trata de dialogar con el estudiante con el fin de reflexionar acerca de lo ocurrido, con el fin de descubrir causalidades y consecuencias, de manera tal de sensibilizar al adolescente para que éste, de manera autónoma pueda evitarlas a futuro. Esta reunión es preparada por el Equipo de Convivencia Escolar (Encargado de Convivencia Escolar, Psicóloga, Profesor Jefe). Dependiendo del caso pueden participar los tres o un mínimo de dos. También puede invitarse a otro docente. Asistencia a un curso inferior, temporalmente, para colaborar en la atención de sus compañeros menores.
 
6.1.3.- Medidas Terapéuticas. Consiste en que después de analizados los hechos en profundidad por los profesionales concernidos, se recomienda al apoderado una derivación para apoyo externo (a nivel personal y/o familiar).
 
 
6.2.- MEDIDAS DE REPARACIÓN.
 
                               Estas medidas consisten en gestos y/o acciones que debe realizar el alumno o alumna que cometió una falta en favor de la persona (adulto o compañero) con el fin de restituir o aminorar el perjuicio causado. Igual situación se aplica para alguna actividad dañada por el alumno o alumna causante (interrupción reiterada de una clase). Entre las Medidas Reparatorias están:
 
6.2.1.- Presentación formal de disculpas a la persona o a las personas afectadas, sean compañeros o adultos del establecimiento. Estas disculpas, según sea su naturaleza, pueden ser públicas o privadas. Pueden ser de forma de oral o escritas.
 
Tales medidas, de acuerdo a la falta, podrán ser:
Realización y exposición de trabajo de investigación relacionado con el tema de la falta, etc.
 
  1. Restitución de los bienes u objetos que pudieran haber resultado afectadas como consecuencia de la falta. Realización de trabajos en beneficio del colegio, curso, alumnos(as) o a la comunidad.
 
6.2.3.- Realización de acciones de apoyo o ayuda a la persona afectada o a las personas afectadas. Esta medida se aplica especialmente cuando haya tenido consecuencias negativas en el proceso educativo de la persona afectada. Puede tomar la forma de: ayudar en las tareas, enseñar materias específicas, ayudar a ponerse al día en sus materias, etc.
 
6.3.- SANCIONES
 
6.3.1.- Advertencia Oral.
6.3.2.- Trabajo Suplementario.
6.3.3.- Advertencia Escrita al apoderado entregada en entrevista formal con el alumno o alumna.
6.3.4.- Exclusión temporal del Establecimiento (hasta por cinco días). El alumno(a) que son suspendido(a) por uno o más días, deberá ser retirado por el apoderado tras tomar conocimiento y firmar la notificación de la suspensión.
Eventualmente se solicitará un trabajo formativo que tenga relación con la falta cometida (medida formativa). Con respecto a este trabajo:
 
  1. El trabajo solicitado deberá ser realizado en la casa y presentado a la dirección para la reincorporación a clases.
  2. El no cumplimiento de los trabajos asignados se considerará una falta grave, dado que es requisito presentar los trabajos para el reingreso a clases.
Si el día de la suspensión el alumno(a) tiene una evaluación, deberá rendir la prueba en una segunda oportunidad. Si tiene alguna tarea, trabajo o disertación pendiente deberá presentarlos al reincorporarse a clases.
Cualquier falta grave incurrida luego de una suspensión, será considerada una falta gravísima, dado que se manifiesta una falta de voluntad de cambio y de adhesión al proyecto educativo y principios fundamentales del colegio.
 
6.3.5.- Exclusión definitiva del establecimiento (se hace efectiva al finalizar el año escolar). La decisión es tomada por el Rector del establecimiento. Puede ser apelada por el apoderado y el alumno.
 
6.4.- LA COMISION DE VIDA ESCOLAR
 
6.4.1.- Es una Comisión que tiene como objetivo apoyar y encuadrar a aquellos alumnos en su trabajo académico y en el ámbito del respeto a las normas de convivencia escolar. Su objetivo es, además, generar y apoyar un cambio en el alumno o alumna.
 
Está dirigida a los alumnos que:
 
  • Presentan un comportamiento inadaptado al respeto de las normas del colegio y a las reglas de la vida escolar.
  • Presentan actitudes perturbadoras reiteradas, que aisladas pueden constituir faltas menores, pero que con su acumulación se transforman en molestias para la comunidad escolar dentro o fuera de la clase y perjudican al mismo alumno.
  • Ante esta Comisión, el alumno escuchará los reproches que se le harán y deberá dar una explicación cada vez que ello ocurra. Esta Comisión redactará contratos con compromisos del alumno que serán atentamente seguidos. Al firmar cualquier compromiso deberá estar presente la familia o un miembro de ella.
 
  • El objetivo final de esta Comisión de Vida Escolar, es ayudar y facilitar al alumno para que tome conciencia de las consecuencias que su comportamiento o actitud podrían tener y de entender de manera positiva que las reglas que rigen el funcionamiento del colegio y la vida social en su interior, deben ser respetadas en beneficio de todos.
  • La Comisión de Vida Escolar no debe ser entendida por el alumno como un Consejo de Disciplina, es más bien una instancia de apoyo y de seguimiento en conjunto con el apoyo de la familia. Cada actuación de la Comisión de Vida Escolar será informada a la familia.
  • Todas las intervenciones y sus resultados de la Comisión de Vida Escolar quedarán registradas en PRONOTE.
 
6.4.2.- COMPOSICIÓN DE LA COMISIÓN VIDA ESCOLAR
 
                La Comisión de Vida Escolar está integrada por:
 
1.- El Rector
2.- La Vicerrectora
3.- El Consejero Principal de Educación
4.- Un Psicólogo/a
5.- El Profesor Jefe
6.- Un representante de la APA
 
6.5.- APELACIONES
 
                               Toda medida o sanción acordada puede ser apelada en un plazo no superior a los quince días hábiles, contados desde el momento en que la medida o sanción es informada al alumno y su familia. Esta apelación debe hacerse por escrito, ya sea, en papel o por vía correo electrónico. Debe ser firmada por el apoderado y el alumno.




Facebook



















ASÍ CELEBRAMOS LAS FIESTAS PATRIAS 2017

21/09/2017 - Constance Bustos Campos



MINUTA SEPTIEMBRE 2017